Novedades

Dé un vistazo a las actualizaciones

Cómo construir tu propia vivienda y no morir en el intento

Solucionamos los problemas con profesionalidad

Cómo construir tu propia vivienda y no morir en el intento

El autopromotor es la persona particular que construye su propia vivienda porque es propietario de un solar de uso residencial.

Si estás pensando en ser autopromotor, debes tener en cuenta todos los pasos que deberás dar a lo largo del proceso de construcción de tu nueva casa:

Parece relativamente sencillo, ¿verdad? Y lo es si, como autopromotor, te rodeas de profesionales que te ofrezcan garantías: una constructora que cumpla el contrato correctamente y un arquitecto que proyecte y dirija correctamente la obra, asesorando y facilitando las gestiones al autopromotor. En este caso, salvo las gestiones indicadas arriba, no deberás preocuparte de nada más.

Pero si no se dan esas condiciones o surgen imprevistos importantes durante la ejecución de la obra, la autopromoción puede acarrearte graves problemas. Los conflictos de intereses entre las partes implicadas y la ausencia de un arbitraje con verdadera autoridad generarán serias dificultades en el desarrollo de la obra.

Para evitar todos estos dolores de cabeza, es imprescindible que la autopromoción se plantee desde el inicio con un equipo compenetrado (arquitecto y constructor) y unas fórmulas flexibles de participación del autopromotor en la ejecución de la obra. En el caso de que quieras introducir modificaciones en el proyecto cuando ya está en marcha, se deben establecer unos sistemas de valoración que permitan determinar su viabilidad.

Solo de esta manera, solo si conseguimos establecer desde el primer momento una comunicación fluida y abierta entre constructor, arquitecto y autopromotor, se podrá ejecutar con éxito el proyecto y dar el paso definitivo hacia la siguiente etapa: disfrutar de tu nueva vivienda.

Puedes encontrar más información aquí (http://www.derecho.com/c/Autopromotor).

Contáctanos

Comments

comments

One Comment

  1. Pingback: La autopromoción, ¿un problema para los constructores?Oyser Expertos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: